Hola Artemisa necesito tu consejo, el chico con el que estoy saliendo es muy lindo en todos os sentidos, me cuida me demuestra que me quiere realmente, hasta el me lo dice, la pasamos bien juntos todo el tiempo, es como si ya estuviésemos acostumbrados a estar uno con el otro. pero de la nada el empezó a decirme que quiere alejarse de mi y siente que esta haciendo lo correcto, le pregunte porque siente que es lo correcto pero no me lo dice, simplemente cree que es lo correcto. lo único que me dijo es que me quiere demasiado como para hacerme sufrir y yo no quiero que se aleje de mi y se que el también se esta haciendo daño al decirme eso, nose que hacer o como ayudarlo para que entre en razón. también me dijo que que quiere olvidar a su ex pareja pero no quiere utilizarme para olvidar a su ex pareja. la verdad estoy confundida.
tengo miedo de muchas cosas pero tengo mucho miedo de no volver a saber mas nada de el, le resto de mi vida porque lo sigo queriendo demasiado y cada vez que lo veo el corazon se me encoge nose que hacer, no me los saco de la cabeza, me levanto y me cuesto con el pensamiento dirigido a el,e echo todo lo que tenog que hacer e salido, me entretengo, hago cosas nuevas pero no me lo saco de la cabeza, desde hace dos meses no lo e vuelto a buscar ni lo e mirado ni nada,, dije que desde ese dia para mi morio ya que se fue con su novia y me dejo a mi sola en la calle a las tantas de la noche mientras ellos dos se iban para la casa juntos.

Mira tú por donde que yo también voy a jugar a ser "psicólogo", que parece que es la moda moralista de turno: antes te decían los curas lo que había que hacer, ahora lo hace la telebasura o los psicólogos. En una relación hay dos etapas: la primera etapa -pongamos 3 años- en la que todo es pasión, sexo, idealización del otro y todo es maravilloso y divino de la muerte; luego viene la segunda etapa -aquí es donde fracasan todas las relaciones, otras incluso antes-, que es la etapa del amor verdadero o maduro, donde descubrimos que nuestra pareja tiene miserias de todo tipo, es imperfecta, igual que todo ser humano, todos nosotros lo somos, la naturaleza humana es así de real y cruda. Aún así, si hay amor verdadero, aceptarás las miserias de tu pareja o la incapacidad de superarlas, igual que uno amar incondicionalmente a sus hijos o sus padres -bueno, algunos tampoco, las miserias son infinitas-.
La mayoría de las mujeres sueña con casarse y formar un hogar y algunas veces muchas no llegan a hacer la diferencia entre estar enamoradas y listas para el matrimonio con el hombre que aman y estar enamoradas y ansiosas por contraer matrimonio y cumplir su sueño añorado, esto es muy peligroso ya que si no estamos en el tiempo y con la persona correcta lo más probable es que fracasemos.
×