Probablemente lo que ha pasado es que trata de evitar a toda costa el compromiso y por eso el cambio tan radical aunque no termine de cortar la relación. Si tú eres capaz de mantener esa amistad, perfecto, poco a poco le puedes empezar a provocar de nuevo deseo físico y tratar de que se vuelva a sentir atraído hacia ti dándole una de cal y otra de arena.
De ti depende que te tenga como alternativa o no. Baja la intensidad de tus mensajes y relájate. Si siente que estás ansiosa por saber de él más se alejará y más aprovechará la situación a su favor. Si te busca, pon tú las condiciones. Elije un día que a ti te venga bien y no estés a su conveniencia. De esa forma demostraras que tienes carácter y no estás para lo que él quiera y cuando él quiera.
×